RUMASA: EL OTRO 23-F

SÓLO 2 AÑOS DESPUÉS DEL FALLIDO INTENTO DE GOLPE DE ESTADO Y YA CON UN GOBIERNO SOCIALISTA, ESPAÑA VIVE OTRO REVUELO CON LA EXPROPIACIÓN DEL GRUPO RUMASA ………….

¿Fue la expropiación la única salida a la crisis económica de los bancos adscritos al grupo? ¿Hubo una ‘mano negra’ o una ‘garganta profunda’ que dirigiera la actuación del neófito gobierno socialista con Miguel Boyer a la cabeza del equipo económico? ¿Qué hubiese pasado si lo que hoy sucede al Grupo Nueva Rumasa hubiese tenido lugar hace 28 años? ….


Año 1983: El gobierno encabezado por Felipe González decide expropiar todas las empresas pertenecientes al Grupo Rumasa. La acción pilla por sorpresa al empresariado pero los indicios son que había influyentes empresarios conocedores de la ‘decisión sorpresa’ e intervención al estilo ‘Hombres de Harrelson’ que se llevó a cabo en las torres de la Plaza de Colón, sede de Rumasa en Madrid.

Hoy, 28 años después, la Nueva Rumasa vuelve a estar en el punto de mira por su reciente anuncio de concurso de acreedores, para salvar el estancamiento que le ha ocasionado su falta de liquidez y crédito.

Coincidiendo con el frustrado golpe de Estado en el día, 23-F, aunque con 2 años de intérvalo, se hicieron todo tipo de cábalas sobre la intencionalidad o casualidad que el gobierno socialista recién instalado en La Moncloa decidiera expropiar al aparentemente potente grupo perteneciente a la familia andaluza, Ruíz Mateos.

Nunca se informó con transparencia suficiente por lo que permanecen lagunas sobre el trasfondo de aquella expropiación. Precisamente tal translúcida manera de explicar lo sucedido dio pie a tantos rumores y suposiciones, que persisten hasta hoy.

Cierto es que la división bancaria del grupo estaba muy expuesto a los riesgos de las distintas actividades industriales, lo que pudo justificar una intervención de las marcas bancarias de Rumasa. Sin embargo, también es cierto, que varias empresas expropiadas funcionaban con normalidad y dando beneficios. ¿Qué interés hubo en expropiar de un plumazo a todo el grupo sin una separación de lo viable antes de actuar?

Aunque haya fallecido en 2005 el supuesto artífice de la actuación, Rafael Termes, siguen vivos varios de los principales actores que deben saber con detalles las razones de la actuación gubernamental.

Hoy, 28 años después, la Nueva Rumasa vuelve a estar en el candilero, y no por razones loables de éxitos empresariales, sino por todo lo contrario. Aunque estas últimas actuaciones hayan desembocado en una captación algo opaca de inversores españoles para manejar los fondos desde paraísos fiscales, no parece que siquiera el presente dudoso de la Nueva Rumasa justifique la rabiosa acción expropiadora de la antigua Rumasa por el Estado Español el 23 de febrero de 1983.

Sobre todo, este 23-F, merece la pena reflexionar si ese tipo de acciones repentinas, algo precipitadas, deben hacerse desde los puestos de gobierno. ¿Alguien asume la responsabilidad de las repercusiones económicas que tienen acciones como la expropiación del Grupo Rumasa aquel 23-F económico?

Fernando Fuster-Fabra Fdz.

Ciudadano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: