TRISTE CONMEMORACIÓN DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

Más que tolerancia de los demás, exijo respeto ……. el mismo que yo les doy.”    – Fernando Fuster-Fabra

 

 

 

Se cumplen 33 años de la ratificación de la Constitución Española, en un año donde los derechos constitucionales de los ciudadanos han sido menos respetados.

 

No sólo hemos visto el menosprecio de los dos partidos que se alternan en el poder en estas últimas décadas sino que somos testigos de la fisura en la credibilidad de todos los estamentos del poder, desde la mismísima Corona hasta el último poder local.

 

España y su democracia pasan por horas bajas. Y los ciudadanos somos los que al fin de cuentas soportamos la carga para acabar ser los paganos de las alegrías irresponsables de aquellos que se proclaman como nuestros legítimos gobernantes.

 

Además, con el dilema de la crisis europea a cuestas, España tiene un gobierno en funciones que pasará el testigo en una alternancia cuasi pactada. Acordaron hasta una reforma constitucional a medida de sus respectivos intereses partidistas, obviando las prioridades de las necesidades imperantes del Estado Español y sus ciudadanos.

 

Por lo tanto, hoy no es un día para el regocijo, más bien todo lo contrario. Con la llegada en los próximos días de un nuevo gobierno, también se intuyen nubarrones que se adelantan a la marejada en aguas de la Unión Europea.

 

Hoy, me siento menos libre y más utilizado, en un estado que dice ser democrático pero que huele más a naftalina y viejos trapos que arropan a poderes fácticos.  

 

 

Fernando Fuster-Fabra

Barcelona, España    

 

 

 

 

 

4 responses to this post.

  1. Posted by Antón on 12 diciembre, 2011 at 7:29

    Que cosas tiene la vida. Para mi viene un tiempo de oportunidad para la sensatez y la cordura. Y espero que prevalezca esta oportunidad a pesar del boicot constante que impondrán los perdedores. Esos que dejaron constancia de ser capaces de atentar contra la autoridad si los votos no les recompensan (lo dijo Pablo Iglesias).

    Responder

    • Oportunidades siempre las hay, y oportunistas sueltos por allí también. Requiere mucho más que sensatez y cordura para enderezar el rumbo de cualquier proyecto a la deriva. Se requiere ética, y lamentablemente, de eso estamos faltos hoy en día. No es cuestión de ideologías sino de ideas, que deben aplicarse para el bien común y no para intereses partidistas. Me temo que gobierne quien gobierne en este sistema bipartidista, lo tenemos difícil.

      Responder

  2. Posted by Antón on 12 diciembre, 2011 at 13:58

    ¿Bipartidista? ¿En Cataluña no gobernó un ‘tripartito’? ¿Y qué arregló?

    ¡Que razón tenía Churchill!
    “El problema de nuestra época es que sus hombres no quieren ser útiles, si no importantes”

    Responder

    • Las ambiciones personales siempre acaban por desmantelar aquello realmente deseado por la ciudadanía. Cuando encima, personas ambiciosas llegan al poder, para preservarlo serían capaces de cualquier cosa. Y los partidos son meros instrumentos de afianzarse en el poder porque ni aportan ideas ni plan de acción que pudiera perjudicar sus intereses partidistas. Que el 2012 nos pille confesados.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: