RAJOY, EL DE LA TRISTE FIGURA

El escudero de Don Quijote, que no sabía leer ni escribir, pisaba tierra firme con el peso de su cuerpo y su mente; su conducta práctica era el contrapunto del idealismo de Don Quijote, a quien, viéndolo con un deterioro físico y un aspecto hecho de sacrificios y derrotas, no dudó en aplicarle el certero apelativo de Caballero de la Triste Figura.

Sin embargo, Don Quijote, el Caballero de la Triste Figura, supo ganarse el aprecio y la confianza de su escudero, quien, sin tener sangre de aventurero ni ideales de caballero, no sólo aprendió a compartir la mesa con su amo, a beber de su copa y a comer de su plato, sino también a tomar partido por su causa, aun tratándose de un simple arranque de locura, como cuando se enfrentó a los molinos de viento creyendo que eran monstruos gigantes aguardándolo en la pampa.

Don Quijote, desoyendo las explicaciones y consejos de su escudero, clavó las espuelas en los ijares de Rocinante y, en un intento de salvar su pellejo, se enfrentó contra los supuestos gigantes en un feroz combate, hasta que las aspas del molino hicieron pedazos su lanza y lo lanzaron por los aires en medio del loco ruido de su espada y armadura.

–       Extraído de El Quijote

de Miguel de Cervantes 

Triste es tener que reconocer a un aspirante a Quijote del siglo XXI, que lamentablemente no puede presumir de ideales como aquél que inventara Miguel de Cervantes en su imaginación.

Ese es Mariano Rajoy Brey.

El 11 de julio de 2012, D. Mariano hizo historia al fulminar del todo su compromiso con sus votantes para acceder a La Moncloa. Bastó una sesión de control del parlamento de un miércoles cualquiera pero el debate tuvo todo el color de uno que debería denominarse ‘del estado de la nación’. El Presidente ha acabado desdiciéndose de todo lo que había dicho en el tiempo record de 6 meses.

Este aspirante a Quijote, con Sancho Panza propio que le acompaña allá donde quiera que haya ido en este breve tiempo de supuesto paladín conquistador de los bastiones económicos en terrenos foráneos, quedó despojado del todo de su armadura. Sus tan cacareados éxitos en foros europeos parecen ya no ser tales y sus supuestas presiones parece que en realidad eran todo lo contrario.

¿Intentaba nuestro ‘presidente andante de la triste figura’ intencionadamente contar una trola, o por el contrario, todo ha sido una  mala pasada que le ha jugado su confundida imaginación?

D. Mariano en un intento de aparentar caballerosidad, ha sucumbido a las exigencias de sus correligionarios europeos y ha aplicado aun otro recorte más, acompañado de la subida de los impuestos indirectos que frenarán el consumo. A pesar de ello se dice convencido que España crecerá en cuestión de muy poco tiempo.

¡Ay Quijote iluso! Que te engañan las sombras que te acompañan en tu soledad en el poder.

Pronto tendrán que rodar cabezas, primero la de los ministros que con sus recetas caducas y confusas han sido pasto de las llamas en esos envites con las autoridades que verdaderamente rigen los designios de España. Entre el agrio ser que capitanea la economía y el cuenta habas caduco que custodia la hacienda pública, nos hemos visto ninguneados y vejados, muy a pesar de que el Sancho Panza adulador de su ‘amo de la triste figura’ lo contara a su modo de color de rosa.

El verano será su vigilia para el sacrificio al entrar el otoño.

¿Y después que nos depara el futuro?

Los problemas de España no se habrán resuelto ni cuando esos ministros se hayan ido.

¿Será el momento en pensar en que se vaya el de la triste figura, muy a pesar de que gobierne con mayoría absoluta?

Lo lamentable es que no seremos el pueblo que lo decidamos sino aquellos que tiran de los hilos de los títeres que con cada día que pasa son más numerosos en esos altos cargos que sin tener el voto, ejercen la voz del pueblo que jamás les confió su destino.

Mientras tanto, Rajoy, el de la triste figura, guarda en capilla para su siguiente batalla contra las aspas de otro molino de viento que a España traerá más vendavales.

¿Hasta cuándo, señor?

 

 

Fernando Fuster-Fabra

Barcelona    

 

2 responses to this post.

  1. Posted by hades on 12 julio, 2012 at 18:48

    De un loco puedes esperar todo,hasta una maravilla.De un ignorante que puedes esperar? Si acaso sobrevivir como estamos haciendo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: