INJUSTA VARA DE MEDIR DELITOS

EL PAÍS – Reportaje de JESÚS GARCÍA Vilafranca del Penedès 5 SEP 2012 – 16:49 CET

 

Sólo reformamos lo corregible cuando somos capaces de transformar todo lo mejorable.

–       Fernando Fuster-Fabra Fdz.

Leyendo la prensa el otro día, topé con una noticia sobre el juicio que a la cual está siendo sometida una madre de familia sin trabajo que osó cargar un carro de comida para sus 3 hijos y no pagar los 241,40€ de la compra. A su ya complicada situación económica, se ha agregado una denuncia del supermercado DÍA.

Ver – http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/09/05/catalunya/1346842661_039435.html

 

No voy a entrar a defender un acto que es de alguna manera un incumplimiento de la Ley vigente, aunque no comparta el criterio de catalogar el mismo como “atraco”.

 

Lo que sí pregunto bien claro y alto es – ¿Quién es más culpable de un atraco, esta mujer sin medios económicos ni trabajo que se apodera de alimentos básicos para dar de comer a sus hijos o unos delincuentes extranjeros sin papeles que acosan a su víctima, a veces agrediéndolo, para robarle intencionadamente menos de 350€ a sabiendas que así no estarán más de un par de días en el calabozo?

 

Baso mi pregunta en lo que está sucediendo en la Provincia de Barcelona, no muy lejos de Vilafranca del Penedés. En Sitges, los ciudadanos, especialmente los visitantes extranjeros, son el blanco de unos delincuentes sin papeles que probablemente actúen como banda organizada o por lo menos lo hacen por parejas. Atracan a su antojo y hasta agreden físicamente a los que se resisten. Se les ha escuchado decirse entre ellos que no tomen más de la cantidad antes citada, evidentemente al saber que la Ley vigente les ampara para no acabar en la cárcel. Como no hay un registro de la reincidencia, tampoco se les puede aplicar una pena por la repetición frecuente del delito.

 

¿Es eso justicia?

 

Algo anda mal en esta nuestra España para que pongan todo el peso de la Ley contra Marián Fernández García de Vilafranca del Penedés y no seamos capaces de tenerlo bien puestos para reformar juiciosamente nuestra legislación penal para impartir verdadera justicia.

 

Siento vergüenza ajena por lo ocurrido con esta mujer en el agravio comparativo que narro, al tiempo que me brota la rabia por la pasividad y ineptitud de unos legisladores bien remunerados y complacientes en sus escaños a la espera que puedan cobrar su dorada jubilación anticipada.

 

 

 

Fernando Fuster-Fabra

Costa del Sol    

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: