EL REI ARTUR DESENMASCARADO

 

 

Hace casi dos años, el 29 de noviembre escribí –  “Las elecciones de ayer en Cataluña no sólo han significado un cambio de izquierda a derecha en la gobernanza, con el PP como tercera fuerza política, sino que ha irrumpido con fuerza un partido independentista de reciente creación ..”  http://wp.me/pRlnf-2f

 

Y faltando 4 días para el año que dije en otro post –  “La jugada le viene como anillo al dedo a un ‘Rei Artur’ que necesita desviar la atención de los males que sufre la ciudadanía catalana y que ni él ni su equipo han sido capaces de corregir sino más bien agravar.¿Se despojará Mas aun de otra máscara más? ”  http://wp.me/pRlnf-50

 

Cuando Mas, después de reunirse con Rajoy en La Moncloa, decidió convocar elecciones anticipadas, es evidente que estaba jugando al farol. Así lo intuí y lo dije en sendos comentarios en foros de debate. Lanzó el reto del soberanismo como órdago a la máxima autoridad estatal que le había negado una salida honrosa del bochornoso balance económico de Cataluña. Su bluf al azar fue de jugador de póker amateur que desafortunadamente invitaba a otro jugador poco ducho en envites de ese tipo. Dos veteranos políticos pero con escasas tablas para gobernar en tiempos de crisis, Rajoy y Mas o Mas y Rajoy.

 

Después de 2 años del ‘Rei Artur’ en la Generalitat y del primer año del ‘mago Rajoy’ en La Moncloa, el espectáculo de este 25-N no podía ser otro. Siguiendo los pasos sin precedente de un Mariano Rajoy descolocado por los vaivenes de los mercados y el incremento del paro, Artur Mas ha visto que ni le ha valido enarbolar la bandera del soberanismo ni que sus adversarios españolistas utilizaran golpes bajos para resucitar el Caso Palau que él tan vilmente había enterrado.

 

Tal para cual, con cada promesa rota, Rajoy perdía adeptos mientras Mas, con cada acción, creaba más desconfianza hasta entre los socios del bipartido gobernante en Cataluña.

 

En su discurso hace un momento, su tono iba más allá de la decepción y estaba teñido de acritud y envuelto en unas malas formas.

 

Había saltado el barniz que se había estado dando a la sombra de su mentor, Jordi Pujol y ya no podía ocultar su verdadera faz. El Rei Artur, finalmente, ha quedado desenmascarado.       

 

Fernando Fuster-Fabra

Sitges, Barcelona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: